Seguramente si Andrew MacLean (el autor de este cómic) leyera lo que voy a escribir a continuación pensaría que “Las comparaciones son odiosas”, y realmente lo son, pero en su caso también son necesarias para comprender la calidad de su trabajo y la fluidez de su trazo, a caballo entre Mike Mignola y David Rubín. Lo sé, esto son palabras mayores, pero llevo muchos años esperando que la saga de ‘Head Lopper’ se publique en castellano para poder gritarlo a los cuatro vientos. Disculpad.

En septiembre de 2013 la editorial Image sorprendió al público estadounidense con la publicación del primer número de un cómic con un humor negro muy gamberro, irreverente y un ritmo tremendamente frenético y divertido. La estética de los personajes y sus particularidades recuerda mucho a ‘Hora de Aventuras‘ pero sin las deformaciones características del dibujo de Pendleton Ward. El éxito fue tan rotundo que ya tiene doce números publicados entre dos arcos distintos ‘The Island Or A Plague Of Beasts’ y Head Lopper And The Crimson Tower’, y un tercero aún abierto, ‘The Knights of Venora’.

Golem-Comics-Head-Lopper-El-Cortacabezas-y-la-isla-o-una-plaga-de-bestias-05

Pese a ser un autor relativamente joven y con una trayectoria muy corta –solo tiene publicados dos títulos– seguramente Andrew MacLean también es conocido por los amantes del indie americano por una novela gráfica de ciencia ficción que publicó en Dark Horse en 2015, ApocalyptiGirl.

En ‘Head Lopper’ tenemos como protagonista a un guerrero bárbaro y entrado en años llamado Norgal el Cortacabezas. El apodo le viene dado porque siempre va acompañado por la cabeza de una bruja decapitada, Agatha Bruja Azul, a quien está ligado por medio de un conjuro que le impide deshacerse de ella (no se sabe muy bien por qué) y con quien mantiene una relación muy especial. Esta incógnita resulta ser un Macguffin que desencadena una sarta de situaciones de lo más divertidas, ya que Norgal le hace mil y una perrerías para dejarla atrás en su camino. De hecho es habitual verle patear la cabeza de la bruja cual kicker de la NFL, o echársela para comer a sus enemigos.

Golem-Comics-Head-Lopper-El-Cortacabezas-y-la-isla-o-una-plaga-de-bestias-04

La acción comienza en la isla de Barra donde desde la primera página, vemos a Norgal repartir mandobles y rebanar cabezas en medio de una melé de bestias que azotaban las costas cercanas a Castlebay. Un grupo de clérigos le había contratado para “limpiar” aquella plaga pero, tras superar con creces su cometido, éstos eludieron el pago de sus servicios apelando al carácter humilde de su orden y a la compasión de Norgal. Cuál sería su sorpresa cuando, tras oír dicho argumento, Norgal le arrancó del pecho un collar de oro a Abbot, uno de los clérigos, y se lo llevó a cambio de sus servicios. El religioso no dudó en informar a la reina, Abigail, que había un ladrón es sus territorios, pero finalmente ésta termina contratando al bárbaro para que acabe con el responsable de las bestias que atacaron las costas de su reino. De esta forma comienza una serie de aventuras que llevarán a Norgal y a su “amiga” descabezada a recorrer un mundo de fantasía repleto de monstruos descomunales que les harán frente.

A todas luces es un comic de espada y brujería de los de toda la vida pero con una frescura y un ritmo maravilloso. Tiene una línea clara enérgica, sencilla y muy dinámica, con una narrativa que huele a esos videojuegos de plataformas donde el protagonista va superando pantallas sin más pretensión que entretener y, sobre todo, divertir al lector. Todo está regado con el color es de Mike Spicer durante los cuatro primeros números, después pasa a manos del propio Andrew MacLean hasta que llegó Jordie Bellaire en el quinto número para colorear Head Lopper hasta la actualidad.

Golem-Comics-Head-Lopper-El-Cortacabezas-y-la-isla-o-una-plaga-de-bestias-03

La serie va creciendo poco a poco y número tras número van apareciendo nuevas localizaciones, seres y monstruos cada vez más inverosímiles, y ramificaciones de la trama principal que conforman un universo propio similar al de las grandes sagas… veremos elfos, dragones, lobos gigantes, serpientes marinas y la amenaza de un enemigo sempiterno, el Hechicero de la Ciénaga Negra.

Otra de las grandes apuestas de Andrew MacLean en este comic es el diseño de personajes. Ya he comentado unas líneas más arriba la singularidad de Agatha Bruja Azul, pero sobre todo Norgal resulta ser un personaje carismático pese a que podríamos hablar que se trata de un héroe atípico, bruto, callado, poco reflexivo, excesivamente pragmático, y viejo… muy alejado de los sesudos, guaperas y jovencitos héroes cinematográficos. Aunque no sepamos inicialmente cuál es su la su bagaje y su historia personal, desde las primeras viñetas (casi mudas) nos damos cuenta que es un gran guerrero y que tuvo que ser una mala bestia en sus tiempos mozos.

Golem-Comics-Head-Lopper-El-Cortacabezas-y-la-isla-o-una-plaga-de-bestias-06

Head Lopper es uno de los grandes títulos independientes de la historieta independiente americana que faltaba por publicarse en castellano y por fin, seis años después de su lanzamiento, llega a España de la mano de Norma Editorial en una estupenda edición en rústica, a color, de 280 páginas que componen los 4 primeros números publicados en USA.

Las hazañas de Norgal van a dar mucho que hablar y prometen ser un éxito asegurado de ventas, por eso, quien tenga ganas de engancharse a una historia y a unos personajes tan adictivos como divertidos, tienen una oportunidad de oro con ‘Head Lopper. El Cortacabezas y la isla o una plaga de bestias’.

Golem-Comics-Head-Lopper-El-Cortacabezas-y-la-isla-o-una-plaga-de-bestias-02