El manga Padre e hijo, de Mi Tagawa, y publicado por la editorial Milky Way, es una de esas historias. Dejadme que os cuente algo más de ella.

La historia que se nos presenta al abrir el primer tomo no es enrevesada, pero sí trágica. En pleno siglo xix, en Japón, nos encontraremos con Torakichi, un boticario ambulante que viaja de un lado a otro del país vendiendo sus medicinas. Sin embargo, un día se entera de que su esposa, Shiori, ha fallecido en un terrible accidente, por lo que él decide volver para hacerse cargo de su hijo Shirô, de tres años, y al que apenas ha visto en todo este tiempo.

Golem-Comics-padre-e-hijo-Milky-way-04

A pesar de las reticencias de su hermano y de su cuñada, que se habían hecho cargo del pequeño desde el fallecimiento de la madre, se lo llevará con él. Pero la vida de Torakichi no es muy sencilla, y mucho menos para un niño tan pequeño. Viajar de una aldea a otra, bajo las inclemencias del tiempo, con un niño y la problemática normal de la edad del pequeño, que además acarrea el terrible trauma de la pérdida de su madre, llevará al protagonista a darse cuenta de lo mal padre y compañero que ha sido, lo cual llevará a convertirse en el argumento principal de esta historia.

Veremos cómo comienza a funcionar su relación con Shirô, el cual no entiende lo que está pasando, pero intenta sobrellevar todo su dolor con esa inocencia y alegría que te da la infancia. A Torakichi pues, no le quedará más remedio que aprender a lidiar con todos los problemas (y las alegrías) que te da la paternidad de la que tanto había rehuido.

Golem-Comics-padre-e-hijo-Milky-way-02

Padre e hijo es la opera prima de Mi tagawa, ya que ella es conocida en su país natal por ser una gran ilustradora del Japón tradicional. Precisamente, la autora se vale de su conocimiento en este campo para plasmarlo en el manga, ambientado en el período Meiji, por lo que veremos cómo valores occidentales conviven con los más japoneses en cada una de las viñetas de esta historia. Su obra está cargada de oficios tradicionales, de conocimiento de plantas, de animales, salpicado con las costumbres del momento que permite que lector tenga una excelente experiencia inmersiva en el mundo que ella nos presenta.

El dibujo de sensei Tagawa es fino, elegante y conciso. Poco dada al barroquismo, destaca por el preciosismo en los pequeños detalles de la vida cotidiana y en las expresiones de los personajes, que parecen tener vida propia.

Golem-Comics-padre-e-hijo-Milky-way-03

El manga se comenzó a publicar en el año 2013 en la revista Comic Garden de la editorial Mag Garden y consta de 8 tomos recopilatorios. En nuestro país, ha sido la editorial asturiana Milky Way la encargada de publicarla en su totalidad, con una fidedigna edición que imita a la japonesa, con sentido de lectura oriental y con algunas páginas a color.

Padre e hijo es de esas historias que jamás serán un top ventas como otros shōnen del mercado, pero es de esos mangas tan cuidados, tan lleno de detalles y con una historia tan bonita y tan bien llevada que hace que valga muchísimo la pena acercarse hasta sus páginas.

Si te gustó Mushi-shi, El gourmet solitario o, simplemente, te apetece leer una historia sencilla, costumbrista y bien resuelta, dadle una oportunidad a este manga. Seguro que no os decepciona.

Golem-Comics-padre-e-hijo-Milky-way-05